Los tonos naturales, beige y marrón son colores versátiles que encajan tanto en el salón, dormitorios e incluso pasillos.

La gran cantidad de tonalidades y matices, permiten combinarlos tanto en viviendas clásicas como las más modernas.

Además, tanto sus colores como sus diferentes tonalidades y acabados, permiten resaltar y enfatizar el estilo de cada vivienda, aportando calidez y armonía a nuestro hogar.

La elegancia y las tonalidades doradas de algunos de estos colores marrones, consiguen crear un color cálido y acogedor.

beige y marrón

Unos colores que nunca pasan de moda

Esta gama de colores,  nos transmite la sensación de un hogar acogedor.

Además, son perfectos para combinar con otros textiles decorativos, ya sean cortinas o complementos en sofás o camas.

Las cartas de colores ofrecen una amplia selección de tonos beige y marrones, que van desde los colores claros y apagados, hasta los tonos tranquilos, pasando por los tradicionales tonos de marrón y acabando con los modernos colores marrones y negros.

beige y marrón

¿Una alternativa al blanco quizás?

Un beige, con una tonalida cálida y apagada, puede ser la opción perfecta si eres de las que estás dudando en pintar todo en blanco o con un poquito de color.

beige y marrón

Busca contrastes

Los tonos beiges y marrones combinan muy bien con contrastes.

El truco está en añadir algún color más en textiles, adornos, cojines, cuadros o el edredón de la cama.

Dentro de la amplísima gama de colores beige, tenemos diferentes tonalidades. Unos más amarillentos y otros más marrones y tierra.

beige y marrón

¿Te animas a pintar tu salón o dormitorio con estos colores? ¿O eres de colores más atrevidos? Si quieres pintar tu salón con un color más atrevido, el Very Peri es el color de moda