La pintura cerámica líquida está compuesta por microesferas cerámicas que reflejan los rayos infrarrojos, consiguiendo una mejora en el aislamiento térmico de nuestra vivienda.

Esta pintura tiene una elevada resistencia mecánica y resistencia al fuego.

Entre sus propiedades se puede enumerar la fácil aplicación, ya que se aplica igual que cualquier pintura del mercado, es un excelnte aislante térmico ya que 1 milímetro de pintura equivale a 10 centímetros de espuma de poliestireno (porxpan)

Pros y contras del aislamiento térmico con pintura

Un buen aislamiento térmico puede llegar a implicar un ahorro de un 30-50% respecto a la instalación existente.

La pintura cerámica tiene una elevada capacidad de impermeabilización y anticondensación, es resistente al fuego y tiene una elevada adherencia sobre cualquier tipo de superficies.

No agrieta, no fisura, es flexible y resistente a los golpes.

Para su aplicación no es necesario contar con cámaras o trasdosados.

Se trata de un excelante aislante térmico tanto para exterior como interior.

Otra gran ventaja es que se puede aplicar sobre cualquier tipo de superficies, por lo que se trata de un material polifacético en lo que aislamiento térmico sin obra se refiere.

Como contra, resaltar que el acabado estético de este material es similir al de un gotelé fino.

 

Propiedades de la pintura cerámica

  • Fácil aplicación. Similar a cualquier pintura del mercado
  • Aislante Térmico (frío-calor)
  • Elevada capacidad de impermeabilización y anticondensación.
  • Resistencia al fuego
  • Aislante acústico, pudiendo llegar a  rebajar de 6 a 10 dB
  • Elevada adherencia sobre cualquier tipo de superficies, no agrieta, no fisura, flexible y resistente a los golpes.