Los tonos tierra combinan de maravilla con el blanco, además de que son cálidos y confortables, por lo que son una apuesta segura para decorar un salón y así crear un rincón acogedor para toda la familia.
¿Te atreves con ellos?
Pared pintada con Majestic Pure Color en el tono 12125